Logo oe

El smartphone: la pesadilla de Amazon

Larger larger o how to save time grocery shopping facebook
Arrow red
A pesar de ser un gigante, Amazon solo concentra el 2% del gasto total en consumo de los hogares norteamericanos.
11 de mayo de 2015
Red star
Por qué es importante
Una nueva ola de innovación estaría por llegar al mundo del retail.

Amazon, la empresa de líder del e-commerce que hace 22 años empezó vendiendo libros y ahora vende prácticamente de todo, está librando una silenciosa batalla por su supervivencia. ¿Por qué? El uso cada vez má extendido de los smartphones está permitiendo la creación de apps que ofrecen a los consumidores la posibilidad de comprar online de forma más sencilla, rápida e incluso baratas que Amazon.

  • Postmates es una empresa que ayudar a los establecimientos comerciales a mejorar la experiencia de compra de sus clientes, a través de software que los ayuda a manejar sus inventarios y de una red de couriers que recoge y entrega productos de tiendas locales en 18 ciudades de Estados Unidos. La idea del negocio es permitir en el corto plazo que los clientes puedan consultar los productos disponibles en un establecimiento y realizar compras con entrega el mismo día ú optar por hacer un pedido para recogerlo personalmente a una hora determinada. Al trabajar directamente con los establecimientos, Postmates no necesita manejar inventarios.
  • Instacart es una empresa que permite hacer la compra de la semana online en tienes y supermercados de distintos tamaños. En 2013, los ingresos de la empresa ascendieron a US$10 millones. En 2014, fueronde US$100 millones.
  • Google también ha incursionado en este mercado con su servicio que permite comprar una gran variedad de productos de un grupo selecto de establecimientos con entrega a las pocas horas de realizado el pedido.
  • Curbside es una aplicación que le permite a los clientes hacer un pedido de la tienda Target que esté listo para ser recogido a una hora determinada. 
  • jet.com es otro negocio que espera ser lanzado oficialmente en la segunda mitad del año con una oferta de valor incluso más agresiva pues les asegura a los consumidores los precios más baratos del mercado, siempre. Jet planea salir al mercado con una oferta bastante más pequeña (6 millones de items) que la de Amazon (300 millones de items) y con un sistema de cobro anual por suscripción  de US$50 que les permita operar el negocio sin presiones y a la vez trasladar a los consumidores los ahorros completos en la compra de cada item.

La rapidez y la conveniencia son las características más importantes de estos servicios. El hecho de trabajar de manera asociada con los establecimientos permite operar con mayor eficiencia y rapidez que Amazon, lo cual se traduce en una mejor experiencia de compra para el cliente.

Adicionalmente, algunos otros negocios también ya comenzaron a complementar las plataformas de venta online con servicios de asesoría personalizada respecto del uso de ciertos productos tecnológicos. Este es el caso de Enjoy, empresa fundada por Ron Johnson—el responsable de la creación de las tiendas de Apple. Dicha empresa permite la compra online de una selecta lista de productos tecnológicos como laptops, drones, tablets y smartphones. Tan pronto se produce la transacción, es posible agendar la visita de un experto quien asesora al cliente en el uso, instalación y migración de contenidos de los dispositivos antiguos a los nuevos. Es decir, una suerte de asesoría presencial gratuita en el uso del dispositivo una vez completada la compra.

En general existe un gran espacio para que las plataformas de comercio electrónico construidas a partir de los smarthpones ganen rápidamente una participación de mercado interesante en el mercado de consumo. Esta es la principal amenaza para un gigante como Amazon que hace un par de décadas desafió al status-quo con un modelo de negocios innovador y que hoy está siendo desafiada con estas mismas armas. Existe una razón de peso para esperar que sigan apareciendo nuevos actores en este mercado: a pesar de ser considerado el gigante del e-commerce, Amazon solo canaliza el 2% de todas las compras de los hogares en Estados Unidos. Es decir, hay un mercado enorme por atender.