¿Qué tipo de trabajador eres?

05 de diciembre de 2013

No es que no encajes, no es que no estés siendo productivo, sólo eres un tipo distinto de trabajador. Aquí te explicamos los 6 tipos de trabajadores que existen. 

Medium_reuni_n-1

El relacionista: Constantemente estás conociendo nuevas personas y es de estás relaciones de las que generas nuevos trabajos y mayor productividad

El madrugador: Te levantas muy temprano pues es el momento del día en el que eres más productivo eres.

El procrastinador: No eres de los que puede tomar decisiones rápidamente. Lo meditas mucho, analizas varias opciones, examinas tal vez demasiado. Tu ritmo de trabajo no es rápido sino más bien pausado y analítico.

El Búho: Mientras menos energía solar más productividad. La luz del día al parecer no es tu mejor compañero. Tus mejores trabajos los realizas en la tarde o noche. Tus mejores ideas llegan cuando todos los demás duermen

El multitasking: Manejas bien hacer varios trabajos a la vez, los haces con fluidez y rápidamente. El problema de esto es que tal vez no haya mucha profundidad en tus trabajos pero si son efectivos.

El monotasking: es decir el que hace una tarea por vez. Te angustias cuando te envían demasiadas asignaciones al mismo tiempo, así que decides hacer una cola de trabajos. Es algo así como el procastinador pero más ordenado.

El bombero: Tu jefe confía en ti pues sabe que, como sea, solucionarás sus problemas más apremiantes. Las soluciones llegan a ti rápidamente. Tu proceso analítico es más rápido que el de otros.

El lobo solitario: Eres el que desde joven hacía el trabajo del grupo, pero solo. Trabajas mejor cuando no hay nadie alrededor y en tu propio ambiente. Eres de los que se coloca los audífonos y se mete en su propio mundo para poder ser más productivo.



Una dieta rica en grasas puede favorecer la producción excesiva de la proteína B-amiloide que termina dañando las células cerebrales.
La administración Biden quiere aplicar medidas más drásticas frente a las importaciones chinas con el fin de permitir el desarrollo de la industria de vehículos eléctricos y paneles solares, entre otros.
Un reciente estudio de investigadores de la Universidad de California, Riverside, señala que el chisme se ha convertido en una práctica generalizada.