Alimentos desperdiciados: ¿Cuáles son los alimentos que más se desechan?

05 de noviembre de 2014
  • La tercera parte de alimentos producidos en el mundo termina en la basura.
  • El tipo de alimento que más se desperdicia depende de la región.
  • En el Perú se desperdicia entre el 15 y 30% de lo que se produce.

La reciente amenaza de hambruna en Sudán del Sur debido a los conflictos que vive la región ha puesto en alerta a diferentes organizaciones para enviar alimentos y suplementos nutritivos a este país. La imposibilidad de sus ciudadanos de regresar a sus tierras y trabajarlas ha hecho que esta terrible realidad sea posible, dejando a 50 mil niños condenados a la desnutrición. Sin embargo, por terrible que esto pueda leerse lo cierto es que son 805 millones de personas las que sufren de hambre crónica; es decir, cerca de mil millones de personas que no cuentan con los nutrientes suficientes para desempeñarse en sus actividades diarias.

Esto se contrapone con el siguiente dato: un tercio de los alimentos en el mundo son tirados a la basura según estimaciones del Banco Mundial, lo que corresponde a 4 mil millones de toneladas métricas de alimentos que no son consumidos por nadie. En Estados Unidos, el panorama es aún peor, dado que cerca de la mitad de estos alimentos son desechados.

Vea también: La seguridad alimentaria

La pérdida de alimentos puede darse a lo largo de la cadena de suministro, desde la cosecha misma hasta llegar al consumidor. De esta forma, este desperdicio puede darse en la producción, en la cosecha, el almacenamiento o el transporte. En países desarrollados, gran parte del desecho de alimentos se produce cuando este está en posesión del consumidor; es decir, cuando se arrojan los alimentos que no se usan en casa o que están a punto de deteriorarse. En América Latina, se pierde alrededor del 15% de alimentos disponibles. Los eslabones de la cadena donde más se pierden y desperdician alimentos en América Latina y el Caribe son a nivel de producción y del consumidor. El 28% de los desperdicios ocurren a nivel del consumidor; el 28% de las pérdidas a nivel de producción, el 17% de los desperdicios ocurre en mercado y distribución y el 22% de la pérdidas se dan durante el manejo y almacenamiento y el 6% restante a nivel de procesamiento, según datos de la FAO.

Vea también: El hambre crónica en el mundo

Para el 2050 seremos cerca de 9 mil millones de personas en todo el mundo a las cuales se tendrá que alimentar. Existe una gran presión, en ese sentido, de generar más alimentos para estas personas, alimentos de más que, dicen los expertos, no existe. Sin embargo, al analizar las cifras de desperdicio de alimentos vemos que con un manejo más eficiente de estos alimentos, con una mayor inversión en infraestructura y transporte, los alimentos que faltan para algunos pueden recuperarse.



Es importante que si ya se tiene previsto dejar el empleo actual, la búsqueda de nuevas oportunidades empiece incluso antes de dejar su empleo actual.
Un grupo de científicos de los EE.UU. y de otros países está experimentando el uso de implantes a personas con problemas de salud mental como depresión o desórdenes obsesivos compulsivos.
Los mosquitos son los asesinos más letales del mundo. El problema que enfrentamos ahora es que el cambio climático puede hacerlos aún más mortales en la medida que aumente la temperatura.